fbpx
Curso Cripto 1.0

Una vez más: testigo de una revolución financiera

El autor está absolutamente convencido: por segunda ocasión en su vida, será testigo de una revolución financiera impulsada por la innovación.

Según recuerdo, el año 1998 estaba por terminar. En el centro de negocios de un hotel en Ciudad de México, entrevisté a los fundadores de Patagon.com, el primer portal de información y servicios financieros de Latinoamérica, es decir, la empresa “puntocom” que colocaría a la región en el mundo de las finanzas en línea. La historia, como muchos sabrán, no terminó bien. En 2000, Patagon fue comprado por el español Banco Santander (por $538 millones de dólares). El contexto del momento (en el año de la adquisición, la economía “puntocom” sufrió una severa caída) y malas decisiones de negocio terminaron por convertir al sitio en una fábrica de pérdidas y problemas para la institución hispana.  

También recuerdo otro detalle: cuando comentaba con amigos y colegas la entrevista que había realizado, no era raro que alguien me soltara algo así: “sí, sería increíble consultar el saldo de la cuenta y pagar la luz o la hipoteca desde la computadora, pero no creo que los bancos permitan que una página de Internet les quite clientes. Harán hasta lo imposible por frenar a las compañías financieras de ese tipo. Además, he leído artículos en los que se afirma que el online banking será un asunto de gente rica”. 

A 23 años de distancia, la opinión anterior sólo puede causar un poco de ternura. En la industria financiera de la actualidad, como lo podemos observar todos los días, los bancos tradicionales ofrecen un amplio catálogo de servicios digitales -y en todos sus segmentos de mercado. Al mismo tiempo, dichas instituciones han encontrado mecanismos para complementar e interactuar con las aplicaciones que proveen las compañías financieras totalmente basadas en Internet. 

Habría que reconocerlo: Patagon.com quizás falló como negocio en su momento, pero no se equivocó al señalar el camino que seguiría su industria hacia el futuro.

Con el ámbito de las criptomonedas, sospecho, ocurrirá algo parecido. Hoy, en la industria financiera global no faltan las voces que cuestionan -e incluso descalifican– la utilidad y el porvenir de las criptodivisas. Sin embargo, al mismo tiempo que circulan las críticas y los pronósticos nada halagadores, algunas empresas históricas del sector lanzan señales en el sentido contrario: están dispuestas a explorar la innovación, no piensan descartarla en forma automática. Así es como interpreto ciertas noticias recientes:

  • Wells Fargo y JPMorgan han lanzado fondos de inversión para bitcoin.
  • Morgan Stanley está creando una unidad de investigación especializada en criptodivisas.
  • Mastercard adquirió recientemente a la compañía CipherTrace, que se especializa en servicios de inteligencia (análisis) para criptomonedas.

Además, para estas compañías, dichas acciones no son las primeras que toman en el campo de las criptomonedas. En realidad, reafirman su interés en asomarse al mundo cripto y buscar oportunidades de negocio.

¿Estas compañías tradicionales serán exitosas en las finanzas cripto? Creo que aún es temprano para plantear un pronóstico. No podemos ignorar que el ámbito de las criptomonedas, en buena medida, se encuentra en una fase inicial, aunque sumamente vigorosa e interesante. De hecho, la industria solo tiene 12 años y, como a cualquier adolescente, le falta tiempo para madurar. 

Imaginar lo que puede ocurrir en el sector cripto durante los próximos dos, cinco o 20 años es un asunto muy difícil -¿qué criptomonedas que conocemos hoy seguirán existiendo?, ¿las criptodivisas serán monedas de curso legal en todo el mundo?, ¿los exchanges líderes en la actualidad continuarán operando?, ¿qué ciudades o países habrán lanzado su propia criptomoneda?

“Imaginar lo que puede ocurrir en el sector cripto durante los próximos dos, cinco o 20 años es un asunto muy difícil -¿qué criptomonedas que conocemos hoy seguirán existiendo?, ¿los exchanges líderes en la actualidad continuarán operando?”

Andrés Piedragil

De momento, yo me conformo con un gran privilegio: presenciar una nueva revolución financiera impulsada por la innovación. 


Innovador incansable

Wenceslao Casares, uno de los creadores de Patagon.com que entrevisté, cofundó Xapo en 2014. Xapo nació como un exchange de bitcoins que también ofrecía servicios de custodia para la criptomoneda. En 2019, la división de custodia fue vendida a Coinbase (por $55 millones de dólares).

Una vez más: testigo de una revolución financiera
Wenceslao Casares, Foto de su época en Patagon

Las opiniones vertidas en este blog son responsabilidad exclusiva del autor, y no representan el punto de vista de CryptoConexión.

Más sobre:
CURSO

Cripto 1.0

Un curso para adentrarte a la nueva economía digital, aprende conceptos de criptoactivos, NFTs, blockchain, etc.

Tu opinión es importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.