La Dream Machine y Ashoka: la Web3 aplicada al bien común

El colectivo nacido en Chile investiga todas las iniciativas latinoamericanas que utilizan tecnologías emergentes, como blockchain, para producir un impacto social positivo.
La Dream Machine CryptoConexion

Dos emprendedores chilenos decidieron investigar de qué manera se utilizan tecnologías como blockchain en la región para producir un impacto positivo. Luego de dos años de tarea, han identificado 150 proyectos.



Lo que debes saber de La Dream Machine:

  • La iniciativa nació conceptualmente luego del estallido social que se produjo en Chile, en octubre de 2019.
  • Luego de dos años de investigación, el colectivo identificó 150 emprendimientos con impacto social en la región, los cuales clasificó en categorías vinculadas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.
  • Los resultados completos del estudio se darán a conocer el 10 de octubre.


El estallido social en Chile en octubre de 2019 es, tal vez, una de las postales más tristes que dejó la Latinoamérica reciente. Sin embargo, resultó el punto de partida para que pudieran ponerse sobre la mesa diversas temáticas sociales que habían quedado relegadas o que estaban directamente ausentes del debate público. Y, al mismo tiempo, funcionó como la semilla para el nacimiento conceptual de lo que hoy conocemos como La Dream Machine, un laboratorio de investigación Web3 con foco social.

“En ese momento, descubrimos que había un enorme potencial en tecnologías como blockchain para abordar las problemáticas que se planteaban: todos estábamos sensibles a cuestiones como salud, educación, gobernanza o confianza en las instituciones”, cuenta Claudio Cifuentes Lobo, uno de los cofundadores de la iniciativa y periodista de investigación, quien había cobrado cierta notoriedad por La Pública, una organización sin fines de lucro que promueve el uso ciudadano de la Ley de Transparencia. Lo acompañó en su aventura Simón Espínola, que con sus conocimientos de economía y negocios, más su expertise como gerente general de una empresa del rubro farmacéutico, se hizo cargo de las operaciones financieras y la dirección estratégica.

La primera reunión concreta fue a mediados de 2020. “Necesitábamos explorar los casos de uso potenciales, por eso arrancamos, sin darnos a conocer, un proceso de investigación y recopilación de información de qué se estaba haciendo en instituciones públicas o comunidades pequeñas”, relata Cifuentes. “Hasta un momento que coincidimos en que nuestro trabajo había tomado mayor envergadura y que las aplicaciones posibles eran muy numerosas: fue cuando decidimos lanzarnos a la piscina”, detalla.


Dream Machine
Fuente: La Dream Machine

Latinoamericano, crítico y social

La definición formal que da el fundador de La Dream Machine sobre su emprendimiento es: “colectivo de investigación enfocado en tecnología Web3 para el desarrollo de bienes públicos y regeneración, con foco latinoamericano, crítico y social”. 

Cifuentes pone el acento en las últimas tres palabras. “Entendimos que las condiciones de nuestra región son diferentes y decidimos concentrarnos en las características peculiares de Latinoamérica más que prestar atención al norte global”, explica. 

“Del mismo modo, asumimos que el impacto social en nuestra región resultaba crítico, más importante que repetir las premisas de orientarse hacia el mundo de las finanzas, por ejemplo, y tomamos distancia crítica del hype: hubo un griterío y un entusiasmo desmedidos alrededor del mundo Web3, con declaraciones como por ejemplo que tenía el potencial para resolver todos los problemas de la humanidad, y no queríamos seguir ciegamente la corriente, por lo que nos pusimos a analizar los pros y las contras desde afuera de la vorágine”, agrega.

Los resultados de las investigaciones comenzaron a publicarse en formato de artículos de blog, que luego se convirtieron en un newsletter que alcanzó las cincuenta ediciones, al que finalmente se le sumó un podcast. “No nos concentramos únicamente en Web3 desde un punto de vista tecnológico, sino que apostamos por generar contenidos transdisciplina, como ocurrió con la entrevista que publicamos a la etnógrafa italiana Cecilia Iaconelli, donde se discutió sobre el lenguaje”, relata Cifuentes.

Los próximos pasos de La Dream Machine

En estos momentos, La Dream Machine se enfrenta a un hito clave: la presentación de la investigación “Web3 con impacto social en Latinoamérica”, que tendrá lugar el próximo 10 de octubre en Buenos Aires. “Recopilamos datos cualitativos y cuantitativos de las iniciativas que identificamos que utilizan tecnología blockchain con el objetivo de generar un impacto social, que hayan sido fundadas o que tengan alcance dentro de la región”, describe Cifuentes, quien adelanta que se listaron unos 150 proyectos, un 50% por encima de los registrados en el primer informe, en noviembre del año pasado. Se listaron divididos según los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

La Dream Machine no está sola en este recorrido: en la Argentina logró aliarse con Ashoka, una entidad que potencia emprendedores sociales desde hace 40 años y que desempeñó un rol crucial en el desarrollo del informe.

“De cara al futuro nos interesa seguir investigando y descubriendo caminos a través de los cuales las tecnologías Web3 pueden mejorar la vida de los latinoamericanos”, concluye Cifuentes.

Te recordamos mantenerte al tanto de nuestros futuros artículos, donde daremos a conocer los resultados completos de la investigación “Web3 con impacto social en Latinoamérica” que presentará La Dream Machine en estos días.

Comparte nuestro artículo:
LinkedIn
Facebook
Twitter
Reddit
Telegram
WhatsApp
Email
Más sobre:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Te puede interesar