fbpx
Curso Cripto 1.0

Mónica Taher, una mujer clave en el proyecto bitcoin en El Salvador

Te presentamos a Mónica Taher, directora de Asuntos Tecnológicos y Económicos en el gobierno de El Salvador.
monica taher criptomonedas el salvador cryptoconexion

Para esta salvadoreña, la innovación cripto será determinante para la modernización de su país.

Mónica Taher, directora de Asuntos Tecnológicos y Económicos, gobierno de El Salvador

  • Salvadoreña, egresada de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).
  • En 2014 realizó su primera inversión en bitcoin.
  • Considera que las criptomonedas serán clave para impulsar la inclusión financiera entre la población salvadoreña.
  • Uno de sus retos principales: incrementar el conocimiento sobre las criptomonedas, especialmente entre las mujeres de El Salvador.
  • Promotora de la participación femenina en las carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas).

Cuando en 2014, Mónica Taher les contó a sus amigas que había invertido en bitcoin, la miraron como si estuviera hablando de algo sin sentido. “Me veían así, como con cara de loca”, recuerda Taher, hoy directora de Asuntos Tecnológicos y Económicos en el gobierno de El Salvador.

Su trabajo junto al presidente Nayib Bukele la ha convertido en una de las caras más identificables de la adopción del bitcoin como moneda de curso legal en el país centroamericano.

“Yo había estado en tecnología por más de 20 años y se me hacía algo fascinante, entonces dije, ‘pues voy a invertir’”, dice Taher del momento en que decidió comprar bitcoins, cuando la unidad se cotizaba en alrededor de $210 dólares. Hoy, esta criptomoneda se cotiza en el rango de los $38.900 dólares (precio al 8/03/2022). 

Con una maestría en Artes y Medios de Comunicación de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), Mónica Taher, de 49 años, entró en el mundo de la tecnología como un intento por obtener ingresos adicionales tras un divorcio traumático. Su trabajo la llevó a participar en conferencias y a aparecer como analista del sector en medios como el canal de noticias CNN.

Esto, sin embargo, no era el plan original. A los 17 años dejó su ciudad natal, San Salvador, para dirigirse a Los Ángeles, California, con la idea de estudiar su carrera y luego regresar a su país. “Pero luego me fui quedando”, dice.

La decisión, agrega, fue lo que le posibilitó volver a El Salvador años después con muchas cosas más valiosas para aportar. “Me permitió prepararme desde un punto de vista más global, aprender otros idiomas, conocer el mundo y luego regresar a mi país”.

Fue algo muy estratégico sin proponérselo, comenta, porque hasta hace tres años no se imaginaba dónde iba a estar profesionalmente. “En ningún momento me imaginé que regresaría a apoyar, básicamente, la modernización de mi país”.

Ese giro, sin duda, se debe al mundo cripto y al plan del presidente Bukele de bancarizar a la población salvadoreña a través de bitcoin como parte de un esfuerzo más amplio de promover el ahorro y la inversión y de reducir la pobreza.

Justamente, además de las posibilidades de inversión que representaban, lo que inicialmente le atrajo a Mónica Taher de las criptomonedas fue el potencial de reducir las desigualdades económicas que aquejan a tantos países latinoamericanos. “Para la realidad de mi país, donde el 70% de la población no está bancarizada, el tener acceso a este tipo de moneda digital, a ese tipo de poder para hacer transacciones de esta índole, les facilita la vida desde muchísimos aspectos”.

Mónica Taher se refiere a aspectos de la vida cotidiana como poder pagar los servicios de agua y luz en línea, algo que era imposible hasta hace poco sin una cuenta bancaria tradicional, o realizar transferencias de dinero gratis, incluyendo el envío y recibo de remesas sin tener que pagar a intermediarios como MoneyGram o Xoom.

“Se simplifica la vida, pero al mismo tiempo nos modernizamos. Para mí, esa es una de las cosas más importantes sobre la adopción del bitcoin”, señala. Una de las principales tareas de su trabajo en la presidencia de El Salvador es la educación sobre criptomonedas, especialmente entre las mujeres.

Taher reconoce que aún falta camino por recorrer en ese sentido. En el país centroamericano, aún es común que alguien vea el valor de la cotización del bitcoin, actualmente en el orden de los $38.000 dólares (cotización al 08/03/2022), y piense que es demasiado para invertir, que es para gente rica. “No entienden que se puede invertir de a poquito, se pueden comprar satoshis, y lo mismo se puede hacer con otro tipo de criptomonedas”, agrega.

En este sentido, encuentra inspiración en mujeres latinoamericanas que se han dado a la tarea de crear programas en línea o podcasts en los que enseñan sobre criptomonedas a otras mujeres. 

“A mí se me hace más interesante, leer y tal vez sintonizar programas de YouTube o escuchar a una chica que vive en un país como Venezuela, a una chica que vive en Argentina …que se han empoderado ellas mismas al educarse sobre el bitcoin y hacen sus programitas para enseñar a otras mujeres”.

Para Mónica Taher, hay más que aprender -por ejemplo- de una mujer que esté en desventaja porque tiene más que ganar, que de un hombre que tenga todo al alcance de su mano. Y no tiene dudas respecto a la revolución que impulsan las criptodivisas, es algo que ve como inevitable. Taher está segura de que la economía cripto es el futuro. “Para ahí vamos, aunque no le guste a medio mundo”, afirma.

Inversión para El Salvador

A nivel de país, Mónica Taher está asombrada de la cantidad de inversión que ha llegado tras la adopción oficial del bitcoin en septiembre de 2021. “Yo lo he visto de primera mano, la cantidad de inversión que ha entrado a nuestro país con todas estas compañías que se han venido a situar acá, que han establecido oficinas, y ni siquiera hemos abierto Bitcoin City”.

Taher se refiere al proyecto del gobierno salvadoreño de construir una ciudad, cerca del volcán Conchagua en el sureste de la nación centroamericana, que será financiada con la criptomoneda y que contará con áreas residenciales y comerciales, servicios, entretenimiento, restaurantes y un aeropuerto. El proyecto sigue en etapa de planeación.

También es cierto que su trabajo en tecnología va más allá de las criptomonedas: es una gran promotora de la educación de las mujeres en carreras STEM (las siglas en inglés para Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) y en empoderar a las mujeres a reinventarse en un sector dominado por los hombres.

En lo que toca a las potenciales barreras de género, Mónica Taher afirma que ella misma ha usado la actitud machista de la industria tecnológica como una oportunidad. “Yo no lo veo como una dificultad, no lo veo como un problema. Al contrario, lo veo como una oportunidad, porque entonces, desde esta plataforma en la que estoy en este momento, puedo hablar, puedo empoderar o intentar empoderar a otras mujeres a que sigan”.

Una mujer que labore en un campo STEM, dice, va a devengar 33% más en salario que si trabajara en un empleo tradicional, por ejemplo: maestra de primaria o enfermera. 

En cuanto a su meta personal, por ahora sigue siendo su trabajo con el gobierno salvadoreño, no solo en la adopción del bitcoin, sino en el fomento de la inversión. “Por ejemplo, obras públicas. La creación de un metro en el país, en el área metropolitana de San Salvador, es algo que estamos también analizando, crear nuevas fuentes de energía renovable. Yo me enfoco 100% en inversión”. 

El ritmo acelerado que vive y la velocidad con la que avanza la tecnología también le hace difícil pensar cómo se ve su futuro cercano. “No puedo ni siquiera pensar en qué es lo que vamos a estar haciendo en el 2023. Lo que sí sé es que mi presente está en mi país y en apoyar a su modernización”.

Más sobre:
CURSO

Cripto 1.0

Un curso para adentrarte a la nueva economía digital, aprende conceptos de criptoactivos, NFTs, blockchain, etc.

Tu opinión es importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.