fbpx
Curso Cripto 1.0

Agrotoken: el punto de encuentro entre la agricultura y la innovación cripto

Walter te presenta una stablecoin especial: su valor está vinculado a la producción de tres granos.
agrotoken cryptoconexion

Desde Argentina, un país con una importante industria agrícola, llega una stablecoin respaldada por granos de soja, maíz o trigo.

La innovación cripto llega al sector agrícola: Agrotoken

  • Agrotoken es una stablecoin cuyo valor está ligado al precio de tres granos: soja, maíz y trigo.
  • El proyecto surgió en Argentina en abril de 2020. 
  • Un Agrotoken equivale al precio de una tonelada del grano seleccionado.
  • El proyecto cuenta con tres criptomonedas: SOYA (para la soja), CORA (maíz) y WHEA (trigo).
  • A la fecha, Agrotoken acumula 56.000 toneladas de los tres granos, que representan unos $20 millones de dólares en activos digitales emitidos.
  • Agrotoken hoy cuenta con un ecosistema que abarca a algunos de los principales acopiadores de grano en Argentina, 100 productores agropecuarios y unos 150 comercios que aceptan los Agrotokens como medio de pago.

El concepto de Agrotoken, una startup fundada en Argentina en abril de 2020 por Eduardo Novillo Astrada y Ariel Scaliter, fue unir lo mejor de dos mundos: el pujante universo cripto y una de las fuentes de prosperidad para el país sudamericano, el segmento agrícola. 

Así, esta stablecoin basada en la blockchain de Ethereum transforma toneladas de granos en “criptogranos” que pueden guardarse como inversión o intercambiarse por insumos, servicios y otros activos, o dicho en otras palabras, son “granos cripto” que habilitan tanto liquidez como capacidad de financiamiento. 

En principio, el proyecto abarca tres productos agrícolas: la soja (a través de la criptodivisa SOYA), el maíz (CORA) y el trigo (WHEA). Un Agrotoken equivale al precio de una tonelada de grano, es decir, es una criptomoneda estable cuyo valor está ligado al precio de los granos seleccionados.

“Nos dimos cuenta de que había una posibilidad muy grande de digitalizar o tokenizar los granos y que, al mismo tiempo, se abría una oportunidad muy importante al productor de hacer líquido un activo inmovilizado”, cuenta Novillo Astrada, CEO del emprendimiento. “Nosotros solo digitalizamos una transacción que viene operando desde hace décadas: el productor siempre estará posicionado en granos y a su vez tendrá liquidez inmediata para garantía de un préstamo, ahorro o pago de deudas”, detalla.

Crecimiento exponencial

Por el momento, ya se adhirieron al proyecto algunos de los principales acopiadores de granos de Argentina, una centena de productores agropecuarios y unos 150 comercios, que ya aceptan los agrotokens como como medio de pago. “Llevamos tokenizadas más de 56.000 toneladas de granos, que suman unos $20 millones de dólares en activos digitales emitidos, y esperamos alcanzar las 300.000 toneladas digitalizadas”, afirma Novillo Astrada. El crecimiento fue exponencial: en el momento del lanzamiento, había apenas 1.000 toneladas de soja en la plataforma.

El proyecto ya tiene fuertes vínculos con a la economía tradicional: por lo pronto, se cerraron alianzas con entidades financieras como Santander -uno de los principales bancos privados de Argentina- que ya otorga préstamos garantizados en granos y con Visa, para ofrecer una tarjeta que permitirá abonar cualquier tipo de compra con granos tokenizados sin intermediarios, de forma rápida, real y confiable y que incluirá un cash back en criptomonedas cada vez que se use la app asociada.

El desafío de la transparencia

Uno de los desafíos para Agrotoken fue el de generar transparencia respecto de la existencia de los granos que respaldan la emisión del criptoactivo. Por eso, desarrollaron mecanismos para evitar que un mismo grano no fuera utilizado en otro token ni en ningún tipo de prenda en el mercado tradicional. Para eso, la empresa desarrolló el concepto de PoGR (Proof of Grain Reserve o prueba de reserva de grano): un sistema de reserva que garantiza que los granos se encuentran en stock, verificados por un oráculo (jugador que se ocupa específicamente de este control).

¿Cómo funciona el mecanismo? Cuando un productor deposita granos en un oráculo (el responsable de validar la existencia de esos mismos granos), este último inmoviliza los bienes y emite un certificado PoGR. El productor solicita a la plataforma la emisión de criptogranos, transfiere el PoGR como lateral y recibe el activo virtual en la wallet del proyecto. 

Esos tokens pueden utilizarse libremente y cualquier participante del ecosistema con una wallet compatible con criptogranos puede transaccionar, convertirlo en moneda fiduciaria (fiat) o utilizar aplicaciones DeFi. En todo momento es posible solicitar la destokenización y volver de criptograno a grano. En ese momento se devuelven los certificados PoGR para mantener la paridad entre toneladas y tokens.

“Nuestros próximos pasos son seguir avanzando con nuestras actividades en Argentina, al tiempo que nos expandimos a otras geografías: ya logramos nuestra primera operación en Brasil y tenemos pensado llevar nuestro producto a Estados Unidos, para así estar presentes en tres de los países que se identifican como los más grandes productores de granos”, concluye Novillo Astrada. 
La descripción completa del proyecto está disponible en https://agrotoken.io. En el sitio también encuentras el White Paper del criptoactivo.

Más sobre:
CURSO

Cripto 1.0

Un curso para adentrarte a la nueva economía digital, aprende conceptos de criptoactivos, NFTs, blockchain, etc.

Tu opinión es importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar