Los desafíos de las criptomonedas como método de pago

El uso de criptomonedas como método de pago sigue ganando terreno gradualmente, aunque las condiciones y percepción de los usuarios varía mucho de un país a otro.

Facilidad de uso, volatilidad y falta de educación son algunos de los desafíos que enfrentan las criptomonedas para aumentar la adopción masiva como método de pago. 



Ventajas del pago con criptomonedas

  • Comisiones menores
  • Mayor rapidez
  • Más privacidad

Retos del pago con criptomonedas

  • Regulación
  • Educación de los consumidores y comercios
  • Falta de infraestructura
  • Volatilidad

Las criptomonedas son una forma de dinero digital que utiliza la tecnología blockchain para garantizar su seguridad, transparencia y descentralización. Los activos virtuales como bitcoin y USDT han experimentado un crecimiento significativo como método de pago en Estados Unidos y Europa, ya que ofrecen muchas ventajas para los consumidores, tales como:

  • Comisiones menores: las transacciones con criptomonedas no implican intermediarios, como bancos o procesadores de pago, que cobran comisiones por sus servicios. Esto reduce el costo de enviar y recibir dinero, especialmente entre países.
  • Mayor rapidez: las transacciones con criptomonedas son procesadas por una red de computadoras, llamadas nodos, que las verifican y las registran en un libro compartido, llamado blockchain. Esto elimina la necesidad de verificación y aprobación manual, que puede tardar días o semanas para los métodos de pago tradicionales. Las transacciones con criptomoneda pueden completarse en minutos o segundos, dependiendo de la congestión de la red y la comisión de la transacción.
  • Mayor privacidad: las transacciones con criptomonedas no requieren información personal o financiera, como nombre, dirección o número de tarjeta, que se comparta con terceros. Esto protege a los usuarios de robo de identidad, fraude o violación de datos. Las transacciones con criptomonedas también son seudónimas, lo que significa que están vinculadas a un código único, llamado dirección, en lugar de una identidad real.

Sin embargo, las criptomonedas también enfrentan algunos desafíos y barreras que limitan su adopción y crecimiento como método de pago en Estados Unidos y Europa, tales como:

  • Incertidumbre legal: las normas y regulaciones sobre las criptomonedas varían de país a país y a veces incluso por región dentro de un mismo país. Algunas naciones como Suiza, Estonia y Malta, tienen un marco legal más favorable y claro para las criptomonedas, mientras que otros, como España, Italia y Grecia, tienen uno más restrictivo y ambiguo. Esto crea confusión e inconsistencia para los consumidores y los comerciantes, que pueden no saber el estatus legal, las implicaciones fiscales o la protección al consumidor de usar criptomonedas en su jurisdicción.
  • Complejidad técnica: las criptomonedas requieren un cierto nivel de conocimiento y habilidades técnicas para ser utilizadas de forma segura y efectiva. Los usuarios necesitan entender cómo elegir, configurar y proteger su billetera, cómo enviar y recibir criptomonedas, cómo monitorear y ajustar la comisión de la transacción y cómo lidiar con posibles problemas, como congestión de la red, pérdida o robo de la billetera o bifurcación de la blockchain. Los usuarios también necesitan estar al tanto de los riesgos y desafíos de usar criptomonedas, como volatilidad, piratería, phishing o estafas.
  • Limitada aceptación: las criptomonedas todavía no son ampliamente aceptadas como método de pago por la mayoría de los comerciantes en Estados Unidos y Europa, ya que pueden enfrentar algunos obstáculos y desventajas, como:
  • Falta de conciencia y educación: muchos comerciantes no están familiarizados con las criptomonedas y sus beneficios, y pueden tener prejuicios o dudas sobre su fiabilidad, seguridad o legalidad. También pueden carecer de la información y orientación necesarias sobre cómo integrar las criptomonedas en su sistema de pago y cómo cumplir con las leyes y regulaciones pertinentes.
  • Falta de infraestructura y soporte: muchos comerciantes no tienen la infraestructura y el soporte adecuados para aceptar a las criptomonedas, como un dispositivo compatible de punto de venta, una conexión a internet confiable o un procesador de pago de confianza. También pueden enfrentar dificultades para convertir las criptomonedas a moneda fiduciaria, o viceversa, y para contabilizar y reportar sus transacciones con criptomonedas.
  • Falta de incentivos y demanda: muchos comerciantes no ven la necesidad o el beneficio de aceptar las criptomonedas, ya que pueden no tener suficientes clientes que las usen, o pueden no querer lidiar con los costos y riesgos adicionales involucrados. También pueden preferir mantenerse con los métodos de pago tradicionales a los que están acostumbrados y que son más ampliamente aceptados y reconocidos.

Estos son algunos de los factores que influyen en el crecimiento de las criptomonedas como método de pago en Estados Unidos y Europa y sus principales desafíos. Sin embargo, también hay algunos signos de progreso y potencial que indican que las criptomonedas pueden volverse más populares y accesibles en el futuro, como:

  • Innovación y desarrollo: las criptomonedas están en constante evolución y mejora, ya que se crean e implementan nuevas tecnologías, plataformas y soluciones para mejorar su rendimiento, usabilidad y adopción. Por ejemplo, algunas de las innovaciones y desarrollos que se espera que tengan un impacto positivo en las criptomonedas son:
  • Soluciones de capa 2: estos son protocolos que operan sobre la blockchain, y tienen como objetivo aumentar su escalabilidad, velocidad y eficiencia, moviendo algunas de las transacciones y cálculos fuera de la cadena y usando la blockchain únicamente para verificación y liquidación. Algunos ejemplos de soluciones de capa 2 son Lightning Network, Plasma y Raiden Network.

Stablecoins: estas son criptomonedas que están vinculadas a un activo estable, como una moneda fiduciaria, un commodity o una canasta de activos, y tienen como objetivo reducir su volatilidad, riesgo y complejidad, manteniendo un valor estable y predecible. Algunos ejemplos de stablecoins son Tether, USD Coin y DAI.

SOBRE EL AUTOR

Los desafíos de las criptomonedas como método de pago

John Allan es periodista, contando con experiencia en diversos medios internacionales de finanzas y criptomonedas.

Comparte nuestro artículo:
LinkedIn
Facebook
Twitter
Reddit
Telegram
WhatsApp
Email
Más sobre:
Te puede interesar