fbpx
Curso Cripto 1.0

Liz Bazurto, un talento latinoamericano marcando la diferencia en Web 3

Claudia te presenta a Liz Bazurto, otro gran ejemplo de latinos participando en las grandes ligas de la economía descentralizada.
Liz Bazurto Coinbase CryptoConexion

La meta de esta colombiana: que más usuarios utilicen la cartera de uno de los exchanges líderes.

¿Qué es Coinbase?

  • Es uno de los exchanges más importantes del mundo; fundado en 2012, cuenta con más de 103 millones de usuarios verificados y operaciones en más de 100 países.
  • Hoy, Liz Bazurto se desempeña como Developer Partnerships Associate en Coinbase.
  • En Coinbase, la colombiana Liz Bazurto se enfoca en ampliar la adopción de la cartera del exchange, tarea que incluye colaborar con desarrolladores de apps descentralizadas.
  • Antes de llegar al exchange, Liz Bazurto ocupó cargos en empresas como Tesla y Merril Lynch.

A mediados de 2021, Liz Bazurto tuvo lo que ella misma llama un «clic». La entonces asesora financiera de Merrill Lynch sintió que su trabajo con clientes institucionales no la llenaba, especialmente porque veía cómo la falta de educación financiera hacía que los empleados de dichos clientes dejaran dinero en la mesa a través de sus planes de retiro 401K.

«La verdad yo no sentía que estuviera haciendo mucho en cuestión de desarrollo, de poder poner mi grano de arena», dice la ingeniera civil colombiana. Un par de meses después, Bazurto estaba trabajando como Partner Success Associate en el exchange Coinbase.

Por esa época, Coinbase era la plataforma de criptomonedas más grande de Estados Unidos. Meses antes había salido a la bolsa con una valuación de mercado de $86.000 millones de dólares (mdd). Este año (2022), con la caída de más de 50% en los precios de las criptodivisas, dicha valuación se ha reducido a $21.000 mdd. En junio de 2022, la empresa despidió al 18% de su personal como parte de un plan general de recorte de costos. Por ahora, el equipo de Bazurto perdió a la mitad de sus ocho miembros. 

Su ingreso a Coinbase se dio en el cuarto trimestre de 2021. «El proceso no fue nada fácil porque tienes que hacer entrevistas con muchas personas y después, al final, hay que hacer una presentación de un caso de negocios», dice Bazurto de su experiencia. 

Como ha hecho con muchas situaciones en su vida, se enfrentó al reto con la misma mentalidad enfocada que ha aplicado desde que tuvo que salir de Colombia por amenazas a su vida.

«Yo trabajo siempre enfocada en la misión. Como el señor que estaba barriendo en la NASA cuando el presidente Kennedy se le acercó y le preguntó qué estaba haciendo, y él respondió ‘bueno, señor presidente, estoy ayudando a poner un hombre en la luna’».

Las distintas versiones de Liz Bazurto y el paso al mundo cripto

Ese deseo de ser parte de algo más grande y con un propósito definido fue lo que la llevó, durante la pandemia, a mirar más a fondo a la economía cripto, un tema que le interesaba desde que tenía su negocio de comercio electrónico en Colombia. De hecho, a sus 40 años, Bazurto ha tenido muchas versiones profesionales, no necesariamente relacionadas la una con la otra.

Está la ingeniera civil que realizaba una especialización en recursos hidráulicos en Medellín cuando el conflicto armado colombiano la obligó a refugiarse en la capital del país, Bogotá. Está Liz la escritora, productora y actriz que creó su propia empresa audiovisual para sobrevivir en una ciudad ajena y lejos de su familia. 

Está la emprendedora de comercio electrónico que abrió una de las primeras tiendas en Mercado Libre, y con la que tuvo su primer encuentro con los pagos virtuales. Está Bazurto la escritora de guiones que trabajó con el estratega político Juan José Rendón en Miami, Florida, a donde llegó en diciembre de 2015 tras la reanudación de las amenazas en Colombia a raíz de un trabajo de investigación para un documental.

Fue justamente Rendón quien le aconsejó pedir asilo político en Estados Unidos. La autorización para trabajar le llegó cuando estaba tratando de establecerse en Los Ángeles, California, ciudad a la que decidió mudarse en 2018. 

En la localidad californiana trabajó como manager de Social Media de un presentador, en la división de Energía Solar de Tesla y más adelante como vendedora en uno de los concesionarios más rentables de la compañía de autos eléctricos en Beverly Hills. «Era de donde salían los autos para las Kardashians», dice.

Por recomendación de algunos de sus clientes, empezó a buscar una oportunidad en finanzas y así fue como llegó a Merrill Lynch. Confinada al trabajo remoto durante la pandemia en 2021, Bazurto se dedicó a hacer sus propias inversiones y a estudiar más sobre la industria Fintech y blockchain. Nada mal para una mujer que cinco años atrás había llegado a Miami con $300 dólares para estudiar inglés. 

Cuando se le presentó la oportunidad de unirse al exchange Coinbase sintió que era una mejor plataforma para desarrollar su deseo de hacer algo que causara un mayor impacto en la sociedad.

Carteras: sin ellas no hay usuarios

Después de laborar un breve periodo como ejecutiva de cuentas para el equipo de Listados de Criptomonedas/Tokens, Liz Bazurto pasó al equipo de Desarrollo de Negocios como asociada a cargo de relaciones y colaboraciones con desarrolladores de aplicaciones Web 3.

«Aquí he aprendido muchísimo», dice. «Trabajo más en la parte de la expansión de la billetera, pero colaboramos más con protocolos, con desarrolladores de aplicaciones descentralizadas para que integren la wallet de Coinbase».

En su cargo ha tenido la oportunidad de incursionar con diferentes nichos en DeFi, gaming y widgets. El objetivo principal de su equipo es incrementar las descargas de la cartera de Coinbase a través de las alianzas con los desarrolladores.

«Porque a la hora de la verdad, no se pueden tener usuarios si no está la billetera de Coinbase en las aplicaciones», dice. Su posición le ha permitido colaborar con grupos de desarrolladores de todo el mundo, especialmente de Asia, pero destaca que se ha encontrado con muchos ingenieros latinoamericanos en estos equipos internacionales. 

«Lo que he visto es impresionante…Hay mucha gente haciendo cosas, creando aplicaciones, haciendo social en Web 3. He trabajado con talento de Asia, de Europa, de Latinoamérica. Todo el mundo está haciendo cosas, eso no se daba hace muchos años en ninguna otra industria».

Ella misma forma parte de la ola de latinoamericanos que cada día está llegando con su talento a la economía descentralizada. Un reporte reciente de la casa de cambio de criptomonedas OKX, en conjunto con la red social para profesionales LinkedIn, encontró que México y Brasil están entre los países con mayores tasas de crecimiento -entre 2021 y 2022- en la demanda de trabajadores para puestos relacionados con la industria de bitcoin y blockchain. La lista la encabezan España y Canadá.

El bajón por el que está atravesando el mundo cripto no ha desacelerado mucho el ritmo de contratación. Bazurto opina que el ajuste que se está experimentando, el que se ha dado por llamar “Invierno cripto”, servirá para incrementar eficiencias, para aumentar el enfoque y apuntar a lo que verdaderamente importa.

Esa misma estrategia parece aplicarla a nivel personal. Su meta, asegura la colombiana Liz Bazurto, es crear su propia empresa y convertirse en una voz dentro de la comunidad latina que muestre las metas que se pueden alcanzar. «Hay formas de lograrlo. Es importante que las historias (como la suya) se conozcan».

Más sobre:
CURSO

Cripto 1.0

Un curso para adentrarte a la nueva economía digital, aprende conceptos de criptoactivos, NFTs, blockchain, etc.

Tu opinión es importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.